Domingo, 21 de Abril de 2019

Login

Usuario
Password *
Recordarme
    Salud Laboral

    Las muertes de dos trabajadoras de la salud en Nigeria, Saifura e Hauwa, son los últimos y trágicos ejemplos de cómo puede ser violenta la prestación de servicios públicos. Sin embargo, en este 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, debemos recordar que no es solo en condiciones extremas en zonas de conflicto donde ocurre la violencia en el lugar de trabajo.

    Los recién publicados datos de siniestralidad de los nueve primeros meses del año, certifican el constante aumento de los accidentes laborales que, a pesar de la constante denuncia de USO, sigue sin ser noticia, sin producirse un debate social al respecto y, por desgracia, parece que se ha asumido como algo inevitable, que puedas dañarte o morir en el trabajo.

    La pasada semana, USO celebró la Conferencia de Salud Laboral en la que dirigentes especializados en esta materia, entre otros asuntos, debatieron y analizaron los efectos de la Ley de Mutuas tras su aprobación en el año 2014.

    Un total de treinta y cinco responsables de Uniones y Federaciones se reúnen los días 14 y 15 de noviembre, en Madrid, para participar en la Conferencia de Salud Laboral, encuentro anual que sirve para profundizar en el conocimiento de esta materia y para coordinar el trabajo que se realiza en este ámbito en el sindicato.

    El progreso científico ha derivado en la generación de novedosos productos cuyas prestaciones ofrecen grandes ventajas a la sociedad en ámbitos diversos. Las soluciones constructivas y tecnológicas de los últimos años han llevado consigo avances palpables, que tienen su origen en muchos casos en el uso de materiales de tamaño muy reducido.

    El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha publicado los datos de siniestralidad correspondientes a los ocho primeros meses del año. Comparando estos con los del mismo período de 2017 hay que destacar que:

    La protección laboral de las trabajadoras en situación de embarazo o lactancia es un derecho consagrado por nuestro ordenamiento jurídico. La Constitución consagra, entre otros derechos, el derecho a la vida y a la integridad física y moral, así como el deber de los poderes públicos de velar por la seguridad e higiene en el trabajo; esto incluye velar por supuestos de especial vulnerabilidad, como los de embarazo o lactancia materna, ante condiciones de trabajo inseguras y/o peligrosas.

    En el ámbito de trabajo, con frecuencia, se producen situaciones de indefensión de las personas cuando sufren daños para su salud. En general, son diversas las situaciones en las que puede resultar difícil lograr el reconocimiento efectivo del origen profesional de los daños sufridos.

    El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha publicado los datos estadísticos de accidentalidad correspondientes al periodo enero-julio de 2018.

    Dice la legislación que un accidente de trabajo es toda lesión corporal que la persona sufra con ocasión o a consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena. Pese a la aparente sencillez de este concepto, son muchas las situaciones que pueden presentarse en el ámbito profesional en las que con frecuencia surgen dudas sobre si una determinada lesión es catalogable o no como accidente de trabajo.

    Contacto

    Estamos a tu disposición en la siguiente dirección:

    • Dirección: C/ Principe de Vergara, 13 7. 28001 Madrid

    • Email : Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    • Tel. : 915 774 113
      Fax:  915 772 959

    No Internet Connection