Lunes, 24 de Junio de 2019

Login

Usuario
Password *
Recordarme

    El paro ha registrado este mes de mayo su mayor descenso con respecto al mes anterior, 84.075 personas, y lo ha hecho equitativamente, en todos los sectores, incluyendo el colectivo sin empleo anterior, que encuadra a los parados de larga y muy larga duración. “Obviamente, nos alegramos de este descenso, no puede ser de otra forma. Sin embargo, no podemos perder de vista que esta bajada de la que nos alegramos es un paro de más de tres millones de personas y porcentajes del 14%, que analistas internacionales marcan como el paro estructural de España y que duplica el desempleo europeo. Las medidas deben ir encaminadas a dinamizar la economía con un cambio de modelo productivo, porque ser un país de servicios ya no da para más”, asevera Joaquín Pérez, secretario general de USO.

    La bajada del paro en abril en 91.518 no puede dejar de ser una buena noticia, así como el aumento de los cotizantes a la Seguridad Social, que subieron en 186.785 como media diaria, hasta los 19.230.362 afiliados. No tan buena puede ser la noticia de que aún contamos con 3.163.566 parados registrados, y mucho menos la calidad del empleo cuando escarbamos en la estadística.

    El primer trimestre de 2019 suma ya el sexto año, desde 2014, en el que cada vez sale menos gente del paro. La EPA que hemos conocido hoy demuestra el parón de la economía, con el empeoramiento de prácticamente todas las estadísticas laborales. El paro ha subido en 49.900 personas, creciendo la tasa de desempleo en 0,25% hasta el 14,70%.

    ¿A qué están jugando?

    En el tablero económico, asistimos desde hace años a una manida recuperación, ahora desacelerada, mientras muchas personas aún padecen las consecuencias de la crisis y de las medidas que se han adoptado frente a la misma. Parece que las fichas han sido marcadas a favor de unos pocos, teniendo como consecuencia importantes injusticias y desequilibrios. Las perspectivas sobre el futuro apuntan a un incremento de la desigualdad y de los índices de pobreza en nuestro país, a tasas de desempleo desproporcionadas respecto a los países de nuestro entorno y a un empleo precario, troceado, inestable y devaluado. El trabajo ha sido transformado en un juego en el que siempre pierden los mismos.

    La película Flores en la Basura se estrenó en Madrid el pasado 10 de abril en una sesión especial que contó con la presencia de una amplia delegación de USO y SOTERMUN encabezada por su secretario general, Joaquín Pérez, y el presidente de SOTERMUN, Julio Salazar, junto a la secretaria general de USO-Madrid, Concepción Iniesta. El estreno contó con la presencia de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, además de los secretarios generales de CCOO y UGT

    La carrera electoral hace meses que comenzó y el mercado de trabajo funciona por inercia y con el recelo que precede a todos los posibles cambios. La inestabilidad política y las miradas hacia otro lado, los sillones del Congreso, lastran emprendimiento, inversiones y apuesta por la contratación indefinida. “Estamos viendo una curva descendente que cada vez es menos curva y menos descendente, y que encara la llegada del verano casi pegada al paro que había en 2018”, resume Laura Estévez, secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO.

    El 1 de abril hemos conocido que el Servicio de Empleo ha paralizado miles de solicitudes del nuevo subsidio destinado a mayores de 52 años, por las “lagunas” del decreto-ley aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 8 de marzo. Tras esta paralización, el SEPE puede emitir una nueva instrucción que clarifique la concesión de este subsidio o esperar a que el Gobierno modifique la normativa.

    El informe sobre el “Semestre Europeo”, las indicaciones en materia de política económica, financiera y laboral que la Comisión Europea emite a los países miembros, es rotundo en cuanto a los grandes males del empleo en España: la temporalidad en la contratación, las crecientes desigualdades y el riesgo de pobreza, a pesar de valorar el crecimiento sostenido del PIB.

    El informe sobre el “Semestre Europeo”, las indicaciones en materia de política económica, financiera y laboral que la Comisión Europea emite a los países miembros, es rotundo en cuanto a los grandes males del empleo en España: la temporalidad en la contratación, las crecientes desigualdades y el riesgo de pobreza, a pesar de valorar el crecimiento sostenido del PIB.

    Los datos de la cuarta oleada de la EPA y cierre de 2018 confirman el fin del período de creación neta de empleo, a pesar de que el conjunto del año “en cifras, sin mayor análisis, ha sido positivo, ya que se han creado 566.200 empleos y el paro ha descendido en 462.400 personas”, resume Laura Estévez, secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO. “Sin embargo, solo hay que escarbar un poco en la estadística para corroborar que el cuarto trimestre ya muestra la ralentización en la creación del empleo y, además, que ese empleo que se ha creado es precario”, continúa Estévez.

    Página 1 de 6

    Contacto

    Estamos a tu disposición en la siguiente dirección:

    • Dirección: C/ Principe de Vergara, 13 7. 28001 Madrid

    • Email : Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    • Tel. : 915 774 113
      Fax:  915 772 959

    No Internet Connection